Spanish

 

Una noche triste para la escuadra relámpago, ya que la “época más feliz del año” no inicia bien para ellos, con un mal resultado contra los Patriotas de New England. Después de un juego extraordinario contra Baltimore, este juego se caracterizó, entre muchas cosas, por una línea ofensiva deficiente, una línea defensiva que trató de quitar puntos, y una unidad de equipos especiales que sufrió una pérdida muy fuerte. A pesar de que había de esperanzas de una victoria en la primera mitad, los Chargers no pudieron resistir a la escuadra de Tom Brady, y sufrieron un juego perdido, 23-14.

 

Retomando un poco de datos (como en cada partido):

 

No Se Puede Culpar, Completamente, a Philip Rivers

 

Un quarterback no puede hacer su trabajo bien si la línea ofensiva no lo protege. Se debe aclarar eso. La línea ofensiva se veía descontrolada, dando la oportunidad a la defensa de los Patriotas para poder saquear al capitán, lo cual ocurrió en 4 ocasiones. Sin embargo, Rivers no tuvo un buen día, en general, con 189 yardas, 20 intentos completados de 33, 1 touchdown y 1 intercepción. Hubo un par de momentos célebres para los Chargers, como la espectacular atrapada de Malcolm Floyd, resultando en el primer touchdown de la noche (Y cabe mencionar que fue la atrapada #1 en el ranking de las mejores atrapadas de la semana, según NFL.com) .

 

La Defensiva Hizo Un Buen Papel

 

Le tengo que dar un aplauso a la defensiva, porque hicieron bien su trabajo. Se vio una unión estable y consistencia durante la mayoría del encuentro, y vimos unas participaciones espectaculares de Jahleel Addae, quien forzó un fumble, recuperado por Darrell Stuckey quien lo llevó hasta la zona de touchdown para sumarle 6 puntos más a la escuadra relámpago. Podemos mencionar además a Melvin Ingram quien tuvo una buena noche, saqueando a Tom Brady en el primer cuarto para evitar un touchdown, y Manti Te’o que interceptó el balón al final del 2do cuarto, un gran acontecimiento para el #50. Si, todavía hay un poco de detalles, como el caso de los castigos; sin embargo, el esfuerzo y la mejoría de una semana a otra se ve.

 

Houston! Tenemos Problemas En Las Patadas!

 

Si bien creían que la peor pesadilla para los Chargers era perder el partido en “Sunday Night”, están equivocados. La unidad de equipos especiales sufrió una pérdida muy fuerte y esencial para el equipo, cuando Mike Scifres se lesionó después de despejar el balón, que fue bloqueado. Scifres, como he mencionado, es un jugador superestrella que se ha lucido durante varias temporadas como Chargers. Sin embargo, su lesión es una pérdida muy importante, probablemente la más importante para la escuadra. Scifres tendrá que ser operado y por consecuencia no terminará la temporada. Vimos a Nick Novak tomar cargo de las patadas por el resto de la noche, y a pesar de estar un poco nervioso al principio, tuvo un buen desempeño. Digo, no podemos comparar un pateador con el otro, pero la ausencia de Scifres se notó.

 

Para los Chargers, como cualquier temporada, este ha sido una intensa montaña rusa; sin embargo, esta se ha caracterizado por el alto número de lesiones, y un alto número de castigos durante el juego. Quedan 3 juegos en la temporada regular, y la escuadra se encuentra peleando en una carrera competitiva en la AFC. Su último juego en casa será el próximo domingo contra los Broncos de Denver, y si los Chargers quieren cerrar con broche de oro su récord local, deben tomar cartas en el asunto y empezar a jugar como si fueran los Playoffs o más allá.

 

– José “Joe” Martínez

#ChargerNation

@JoeLovesMusic24

 

Para un equipo de fútbol americano, la unidad de equipos especiales es esencial cada vez que se va a patear el balón, ya sea por despeje, gol de campo o punto extra. Aunque algunos jugadores de esta unidad también participan en la línea defensiva y la línea ofensiva, dos jugadores en particular son especializados en esta área: Los pateadores. Para los Chargers, podemos saber quienes son estos dos jugadores simplemente diciendo sus números de playera: 9 y 5.

Mike Scifres y Nick Novak se encuentran actualmente en su cuarta temporada juntos, y podemos decir que durante todo ese tiempo, se ha visto un trabajo en harmonía en ambas partes. Este dúo a logrado que la unidad de equipos especiales se haya convertido, para muchos aficionados, en un punto clave para el éxito de la escuadra relámpago.

 

Scifres, pateador de despeje, se ha lucido desde que se convirtió en un Charger en la temporada 2003, hace ya 11 años. Desde ese tiempo, ha hecho un total de 682 patadas de despeje, por un total de 30,791 yardas, y un promedio de 45.1 yardas por patada. La más larga ha sido de 72 yardas, la cual fue durante esta temporada, en la Semana 3 contra Búfalo. Es un jugador estelar, que muestra concentración y eficiencia durante cada juego; se reconoce su gran trabajo ya que es el pateador de despeje mejor pagado de la liga

Novak, por su parte, lleva menos tiempo como Charger, desde el 2011. Sin embargo, eso no lo hace menos importante. Otro jugador estelar de los Chargers, ha pateado en temporada regular en más de 100 ocasiones, con un porcentaje de 89%, y su patada más larga para un gol de campo ha sido de 53 yardas. Novak también tiene un reconocimiento muy estelar, como el récord por el mayor número de goles de campo exitosos consecutivos, con un total de 32.

 

9 + 5 es la suma de una gran combinación en la escuadra de los Chargers. Bueno, literalmente suma 14, pero metafóricamente gente es el resultado de la suma de un gran dúo de pateadores, que son una clave esencial para el éxito de la escuadra de San Diego.

 

– José “Joe” Martínez

@JoeLovesMusic24 en Twitter

 

 

La primera mitad de la temporada 2014 se cierra para la escuadra relámpago, con resultados mixtos. Teniendo un récord de 5-4, y una división de juegos espectaculares y juegos extremadamente espantosos. Una cosa podemos tener en claro: El equipo tiene mucho que trabajar.

 

Sabemos que la escuadra tiene el talento y las jugadas necesarias para poder llevarse victorias; sin embargo, lo que ocurrió el domingo pasado contra Miami es solo una indicación de que factores como lesiones, falta de coordinación, pero más que nada falta de ese fuego y deseo por una victoria, algo que ha caracterizado a los Chargers en partidos recientes.

 

No se vio nada en el partido, no se vio energía, no se vio esfuerzo, se veía un equipo vacío que ya estaba preparado para su semana de descanso, y veía el juego contra Miami como “Uno más que tachar de la lista”. Pudimos ver que jugadores como Seyi Ajirotutu y Andrew Gachkar eran las únicas excepciones que mostraban un poco de pasión en el campo, el primero llegó a tanto extremo que fue expulsado del campo en la segunda mitad. Llegó a tal punto que vimos a nuestro equipo deslizarse a un nivel abismal, con un resultado de 0-37, algo que no se había visto con los Chargers desde 1999.

 

Siendo un aficionado de los Chargers, es claro que recibo carrilla de mis compañeros por el desempeño reciente de mi equipo. Sin embargo, durante una conversación reciente, un amigo me compartió la siguiente frase:

 

“Una racha de partidos malos puede ser una señal de que algo bueno va a seguir”

 

¿Podría ser? ¿Los encuentros recientes serán una señal de que nuestra escuadra tiene sus momentos malos? ¿Podría ser que lo ocurrido en Miami es una señal de que algo bueno va a venir hacia nosotros?

 

Si este es el caso ¿Qué debe hacer la escuadra para “empezar desde cero” y llevarse victorias en la siguiente etapa?

  • Conciencia: No son el mejor equipo de la NFL, pero pueden lograr grandes cosas si logran trabajar en equipo y confiar en si mismos.
  • Ser Uno Solo: Puede culparse a un jugador por algún error, sin embargo, al final del día es un equipo, y todos son responsables de corregir tal error y seguir adelante para lograr la victoria.
  • “Brainstorm” : A la mejor algunas jugadas o estrategias no sirvieron durante las primeras semanas, tal vez sea tiempo de regresar al pizarrón y comenzar a estructuras nuevas ideas.
  • NUNCA subestimar al contrincante: Ya vimos como nos fue contra Miami, y los sustos que tuvimos contra Jacksonville y Oakland. No se puede llegar a un punto de sobreconfianza.
  • Aprovechar Cada Oportunidad: Si tienen el balón, aprovechar cada momento, hacer jugadas grandes, no ser conservador durante el partido, y tomar ventaja de cada momento que el contrincante está mostrando debilidad.

 

Por ahora, nos queda por concluir que hay mucho trabajo para la escuadra relámpago y el equipo de Tom Telesco y Mike McCoy. El siguiente capítulo de la temporada viene pesado, jugando con equipos como San Francisco, New England, San Luis, Baltimore, etc.

 

 

Parafraseando, los Chargers son autores de su propio destino, y trabajando en equipo, se pueden lograr grandes cosas.

 

#ChargerNation!

 

– José “Joe” Martinez

Twitter: @JoeLovesMusic24

Floyd1

 

 

Siempre se ha dicho: “La experiencia en vivo es muy diferente que verlo en televisión”  Y esta vez no fue la excepción. En un domingo soleado, junto con 63,000 aficionados en el Estadio Qualcomm, incluyendo el escritor de BoltBlitz.com y compañero David Agranoff, disfruté de un partido que se puede resumir en dos palabras: Destrucción Masiva.

 

Al parecer el equipo de los Jets de Nueva York no estaba preparado para la paliza que se iban a llevar. La escuadra de Rex Ryan tuvo serios problemas en la ofensiva, utilizando a sus dos quarterbacks, ambos teniendo estadísticas decepcionantes; mientras tanto, la defensiva parecía no presionar a la ofensiva de SD, siendo una intercepción en la zona roja la única jugada “llamativa” de los Jets.

Mientras tanto, los Chargers, tenían varios problemas durante la semana anterior al encuentro: La alta suma de jugadores lesionados, además de el grave problema en el juego terrestre. Durante el juego, todos esos detalles se fueron, y los Chargers dominaron en todos los aspectos a los Jets, con un total de 439 yardas, 4 touchdowns y 1 gol de campo, y tiempo de posesión de 38:54, para llevarse la victoria 31-0.

 

Vamos a recapitular algunos datos del espectacular desempeño de San Diego:

 

  • Nuevamente, QB Philip Rivers demuestra que sus mejores días son actuales. Un gran desempeño durante todo el partido, con 20 intentos completados de 28, 288 yardas, 3 touchdowns y solo 1 intercepción. Rivers trabajó todas las zonas del campo y nos hace saber que podemos estar seguros en que lo mejor esta por venir.

 

  • Por supuesto, el juego terrestre estuvo espectacular! Justo cuando cuestionábamos lo que iba a suceder con la ausencia de Ryan Mathews, aparece RB Branden Oliver, con un espectacular trabajo, teniendo un total de 182 yardas, 114 de estas fueron por medio terrestre. Además, anotó sus primeros dos touchdowns en la temporada regular, demostrando que hay gran potencial en el. También vimos un poco de acción de Donald Brown, que tuvo un mejor desempeño esta vez que contra Jacksonville; sin embargo, su aparición en el juego fue corta después de sufrir una lesión en la primera mitad. Para finalizar, vimos también a RB Shaun Draughn entrando en acción. A pesar de no tener corridas espectaculares, se vio que puede ofrecer un buen refuerzo para la escuadra.

 

  • Rivers a Gates! Rivers a Gates! Lo mencioné en mi artículo pasado, siempre será una de las mejores combinaciones en la NFL. Gates de nueva cuenta destruyó el campo para atrapar 2 pases y completarlos para ser touchdowns! Se puede decir igualmente, que Gates no va a ningún lado.

 

  • Por supuesto, el pateador Nick Novak lució en el partido, con 4 patadas para punto extra exitosas, más un gol de campo exitoso, sumando al número de goles de campo exitosos consecutivos a 28, cerca del record de John Carney (29)

 

  • La defensa estuvo espectacular. OK, estamos de acuerdo que la ofensiva de los Jets estuvo abismal; sin embargo se tiene que dar crédito al trabajo de John Pagano y la línea defensiva. Por supuesto, de nueva cuenta, Brandon Flowers se destacó en el partido, interceptando un pase de Geno Smith y llevando a que la puntuación siguiera siendo nula para el equipo visitante.

 

La escuadra relámpago ha estado espectacular las últimas 4 semanas. Actualmente se encuentran en el primer lugar de la División Oeste de la AFC. Claro, faltan 12 semanas de fútbol (11 partidos) y los siguientes tres encuentros son contra los rivales de división: Oakland, Kansas City, Denver. Lo mejor que pueden hacer los Chargers ahorita es seguir con la consistencia y enfocarse juego por juego. Oakland ha tenido una pésima temporada, pero después de una semana de descanso y un par de adquisiciones, nadie se debería confiar. Todo puede suceder en el juego de fútbol americano.

 

¿Qué opinas tú sobre el desempeño de los Chargers? ¿Qué ajustes se deben hacer yendo hacia Oakland? ¿Crees que las lesiones nuevas tendrán un efecto en el siguiente partido? ¿Quién es el MVP del equipo? Comparte tu opinión en Facebook y en Twitter @JoeLovesMusic24 #BoltBlitz

 

– José “Joe” Martínez

RiversGates2

 

 

Batman y Robin, Scooby Doo y Shaggy, Sherlock y Watson, Beavis y Butt-head, Laverne y Shirley…. Ok, me imagino que se dieron una idea de qué trata esta pieza.

 

Vamos a platicar sobre combinaciones en el campo; aquellos dúos dinámicos que hacen jugadas espectaculares, que nos enchinan la piel en los juegos de Fútbol Americano. Ese par de jugadores que dan su mejor esfuerzo, un desempeño completo de principio a fin, y que en particular, tienen cierta influencia en las victorias de su equipo. Estos combos varían desde la línea ofensiva, hasta la unidad de equipos especiales.

El equipo de los San Diego Chargers ha tenido varios dúos dinámicos en el curso de su historia, desde los inicios de los sesenta. Actualmente, el equipo tiene varias combinaciones y dúos que definen un buen “trabajo en equipo” y han formado parte de jugadas prolíficas. La mayoría de estas combinaciones se encuentran en la ofensiva, donde la media naranja la compone QB Philip Rivers. Sin embargo, también hay varias combinaciones en el área defensiva y en la unidad de equipos especiales.

Me gustaría compartir mis tres combinaciones y dúos dinámicos favoritos que, en mi opinión, hacen una gran diferencia en partidos:

 

  • Philip Rivers y Antonio Gates:

“Una de las grandes combinaciones en la historia de los Chargers, es fácil asumir y dar razones por la cual “Rivers a Gates” es conocida como una de las combinaciones “QB-TE” más prolíficas de la NFL. Hace un par de temporadas, analistas y aficionados cuestionaban si Gates (Charger desde el año 2003), podía todavía ser parte de grandes jugadas. La respuesta se dio esta temporada en la Semana 2 contra Seattle, cuando Rivers avienta el balón hacia Gates para un triplete de touchdowns, demostrando por qué Rivers-Gates es una combinación que marca historia en la NFL. Claro, cabe notar que esta combinación incluye un Quarterback que ha recibido un alto número de reconocimiento esta temporada, por su eficiencia durante las últimas tres semanas.

 

  • Philip Rivers y Ryan Mathews:

Cuando Mathews inició su carrera como Charger, muchos aficionados pensaron que aspiraba a ser “el nuevo LaDainian Tomlinson”, y se sintió durante los primeros partidos del corredor originario de Riverside, California, en la temporada 2010. Sin embargo, Mathews ha encontrado nuevas estrategias que logran identificar su forma de ataque para correr el balón, y durante la temporada 2011 y 2013, ha superado las 1000 yardas corridas en la temporada. Philip Rivers sabe que tiene un jugador que ha mejorado su desempeño, temporada por temporada. Y esta combinación de Rivers-Mathews ha tenido sus momentos gloriosos en la temporada. Tristemente, no podremos ver acción de Mathews por un tiempo, a causa de su lesión en un ligamento colateral tibial. Pero creo que podemos estar todos de acuerdo que cuando se trata del juego terrestre, el #24 si hace una diferencia increíble.

 

  • Mike Scifres y Nick Novak

Cuando se trata de equipos especiales, no hay nada negativo que decir sobre este gran dúo, que actualmente se encuentra en su cuarta temporada juntos en San Diego. Hay una razón por la cual Scifres es el pateador de despeje mejor pagado de la NFL, con un salario de $3.25 millones de dólares al año, y es por su consistencia en precisión de patadas; en el año 2013, 227 de 573 intentos cayeron dentro de la línea de 20 yardas, convirtiéndose en uno de los pateadores de despeje más precisos de todo el tiempo. ¿Y qué decir de Nick Novak? Ya hemos comentado que este gran jugador, originario del área de San Diego, California, se ha convertido en uno de los pateadores más eficientes, no sólo de los Chargers, sino de toda la NFL. En el 2013, completó 34 goles de campo de 38; actualmente está cerca de romper el record por el mayor número de goles de campos exitosos consecutivos por un pateador de San Diego.

 

Menciones honoríficas:

Philip Rivers y Eddie Royal (Cerca de ser una de mis combinaciones favoritas), Eric Weddle y Brandon Flowers, Antonio Gates y Ladarius Green, Jerry Attaochu y Jason Verrett.

 

– José “Joe Martínez

#ChargerNation

Sigue en Twitter: @JoeLovesMusic24

BoltBlitz-800x450

BoltBlitz En Localidad

Tijuana: Relámpagos En La Frontera – Parte 1

 

 

Cuando escuchas la palabra “Chargers”, lo primero que se viene a la mente es “San Diego”, o “Fútbol Americano”. Si vives en el área de San Diego, es una situación común ver estampas de rayos amarillos en automóviles, espectaculares con uno de los jugadores en la ciudad, o grandes reuniones en restaurantes o bares para ver el juego, tomar unos tragos y comer unas botanas, mientras apoyan al equipo de colores amarillo, blanco y azul. Ahora, obviamente si vas a cualquier otra ciudad en los Estados Unidos, las probabilidades de que la gente se una a la banda-carroza de seguidores de los Bolts será limitada. ¿Pero qué sucede si eres fanático de los Cargadores y vives en el extranjero, quizás ser vecino de la “Ciudad Más Fina De América”? Como yo.

 

Yo, viviendo en la ciudad de Tijuana, México, te puedo decir que TJ es “Territorio Relámpago”. Esto tal vez no llegue a ser sorpresa para ti; digo, la ciudad está literalmente a lado de San Diego. Pero para los Mexicanos, lo es. Si haces una encuesta nacional en la tierra de Mariachi y Tequila, te darás cuenta que los dos equipos más populares en México son los Acereros de Pittsburgh y los Vaqueros de Dallas. ¿Por qué será que estos dos equipos son los más populares? La respuesta es sencilla: Estrategias de Mercadotecnia que comúnmente promueven estos dos equipos.

 

Sin embargo, aquí en Tijuana, el equipo más popular es sin duda los Cargadores de San Diego: El relámpago o rayo, símbolo del equipo puede ser visto en muchos automóviles que pasean por las calles de la ciudad; Playeras con los números 17, 21 u 85 son usadas casualmente por fanáticos durante la temporada; y hablando de los partidos, para aquellos que no tienen la oportunidad de visitar el Estadio Qualcomm, traemos el Orgullo Relámpago a los bares y restaurantes locales que sintonizan la temporada en sus establecimientos, para que los seguidores puedan disfrutar de cada momento de los partidos.

Podríamos decir que la diferencia mayor entre Tijuana y San Diego, en términos de fanatismo, es que tenemos un primer idioma diferente.

¿Pero qué dicen los fanáticos de los Cargadores en la zona fronteriza? En la siguiente parte, veremos testimonios de algunos de los seguidores del equipo en Tijuana, y por qué ellos se consideran fans de los Cargadores de San Diego.

 

– Joe Martinez

Shop for Authentic Autographed Chargers Collectibles at SportsMemorabilia.com
Subscribe

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Shop for Authentic Autographed Chargers Collectibles at SportsMemorabilia.com


Copyright © 2013. All Rights Reserved.