Una noche triste para la escuadra relámpago, ya que la “época más feliz del año” no inicia bien para ellos, con un mal resultado contra los Patriotas de New England. Después de un juego extraordinario contra Baltimore, este juego se caracterizó, entre muchas cosas, por una línea ofensiva deficiente, una línea defensiva que trató de quitar puntos, y una unidad de equipos especiales que sufrió una pérdida muy fuerte. A pesar de que había de esperanzas de una victoria en la primera mitad, los Chargers no pudieron resistir a la escuadra de Tom Brady, y sufrieron un juego perdido, 23-14.

 

Retomando un poco de datos (como en cada partido):

 

No Se Puede Culpar, Completamente, a Philip Rivers

 

Un quarterback no puede hacer su trabajo bien si la línea ofensiva no lo protege. Se debe aclarar eso. La línea ofensiva se veía descontrolada, dando la oportunidad a la defensa de los Patriotas para poder saquear al capitán, lo cual ocurrió en 4 ocasiones. Sin embargo, Rivers no tuvo un buen día, en general, con 189 yardas, 20 intentos completados de 33, 1 touchdown y 1 intercepción. Hubo un par de momentos célebres para los Chargers, como la espectacular atrapada de Malcolm Floyd, resultando en el primer touchdown de la noche (Y cabe mencionar que fue la atrapada #1 en el ranking de las mejores atrapadas de la semana, según NFL.com) .

 

La Defensiva Hizo Un Buen Papel

 

Le tengo que dar un aplauso a la defensiva, porque hicieron bien su trabajo. Se vio una unión estable y consistencia durante la mayoría del encuentro, y vimos unas participaciones espectaculares de Jahleel Addae, quien forzó un fumble, recuperado por Darrell Stuckey quien lo llevó hasta la zona de touchdown para sumarle 6 puntos más a la escuadra relámpago. Podemos mencionar además a Melvin Ingram quien tuvo una buena noche, saqueando a Tom Brady en el primer cuarto para evitar un touchdown, y Manti Te’o que interceptó el balón al final del 2do cuarto, un gran acontecimiento para el #50. Si, todavía hay un poco de detalles, como el caso de los castigos; sin embargo, el esfuerzo y la mejoría de una semana a otra se ve.

 

Houston! Tenemos Problemas En Las Patadas!

 

Si bien creían que la peor pesadilla para los Chargers era perder el partido en “Sunday Night”, están equivocados. La unidad de equipos especiales sufrió una pérdida muy fuerte y esencial para el equipo, cuando Mike Scifres se lesionó después de despejar el balón, que fue bloqueado. Scifres, como he mencionado, es un jugador superestrella que se ha lucido durante varias temporadas como Chargers. Sin embargo, su lesión es una pérdida muy importante, probablemente la más importante para la escuadra. Scifres tendrá que ser operado y por consecuencia no terminará la temporada. Vimos a Nick Novak tomar cargo de las patadas por el resto de la noche, y a pesar de estar un poco nervioso al principio, tuvo un buen desempeño. Digo, no podemos comparar un pateador con el otro, pero la ausencia de Scifres se notó.

 

Para los Chargers, como cualquier temporada, este ha sido una intensa montaña rusa; sin embargo, esta se ha caracterizado por el alto número de lesiones, y un alto número de castigos durante el juego. Quedan 3 juegos en la temporada regular, y la escuadra se encuentra peleando en una carrera competitiva en la AFC. Su último juego en casa será el próximo domingo contra los Broncos de Denver, y si los Chargers quieren cerrar con broche de oro su récord local, deben tomar cartas en el asunto y empezar a jugar como si fueran los Playoffs o más allá.

 

– José “Joe” Martínez

#ChargerNation

@JoeLovesMusic24

Shop for Authentic Autographed Chargers Collectibles at SportsMemorabilia.com
Subscribe

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Shop for Authentic Autographed Chargers Collectibles at SportsMemorabilia.com


Copyright © 2013. All Rights Reserved.