¿Qué se puede decir? Casi nos da un ataque! Un partido que estuvo muy reñido y donde se vio que ambos equipos tenían esperanzas de llevarse la victoria. Es exactamente lo que se vio el domingo pasado en el Estadio Qualcomm, en la hermosa ciudad de San Diego, donde mas de 66,000 aficionados apreciaron un partido que, simplemente, se puede describir en una sola palabra: Cardiaco.

 

Desde el primer minuto se veía que iba a ser un encuentro que iba a dar mucho de que platicar, y mucho de que disfrutar. La escuadra relámpago se veía con mucha energía, mucho espíritu y seguridad como equipo en general, algo que no se había visto en los encuentros contra Miami y Oakland. Y a pesar de grandes errores que hubo en varios momentos del juego, los Chargers, con trabajo en equipo, buenas estrategias y un buen de suerte, lograron llevarse la victoria 27-24 contra San Luis.

 

Ahora a recapitular, como en cada semana, algunas notas importantes sobre el juego:

 

Ryan Mathews Está De Vuelta!

Vaya que se nota como un jugador lesionado afecta el juego terrestre. La ausencia de Ryan Mathews se vio por varias semanas, y ahora con su regreso, parece ser que está en sus mejores momentos. Tuvo un total de 102 yardas, un promedio de 8.8 yardas por carrera, la más larga de 32 yardas, la cuál culminó en un touchdown. El #24 esta de vuelta y con muchas ganas de dar su todo durante el juego, solo esperemos que no se vuelva a lesionar.

 

“El Capitán” Mostró Vida Durante Todo el Juego

Excluyendo la decepcionante intercepción por parte de Janoris Jenkins de los Rams, Philip Rivers estuvo espectacular durante el encuentro. Mostraba energía, utilizó una buena estrategia durante el juego, y tuvo control de los pases que quería hacer (otra vez, excluyendo la intercepción) Con un total de 35 intentos, de esos, 29 completados, 291 yardas y un rating de 98.9, nuestro capitán no mostraba ninguna señal de demora o lesión.

 

¿Problemas Al Recibir Balones Pateados?

A la mejor estoy exagerando, pero creo que los Chargers son el único equipo en la NFL ahorita que no puede correr el balón después de recibirlo, ya sea por despeje o después de una anotación del otro equipo. Un total de 3 touchbacks durante el partido, incluyendo varias capturas libres. La única esperanza de posibles corridas fue por parte de Chris Davis, quien intentó correr el balón en 2 ocasiones, y en ambas logró más de 20 yardas. Sin embargo, Davis fue participe de un grave error, al chocar con Keenan Allen en el recibimiento del balón, y dejando que los Rams recuperaran el balón. El error se corrigió por parte de Allen jugadas después con un touchdown, sin embargo, son errores que pudieron haber modificado el resultado del juego de forma drástica.

 

Mike Scifres y Nick Novak = Estelar!

Ya hemos comentado en varias ocasiones que el dúo dinámico de Scifres y Novak, a quien yo llamo por buen gusto “S&N”, son dos jugadores clave de la escuadra relámpago. Scifres hizo cuatro patadas de despeje, por un total de 197 yardas, un promedio de 38.3 yardas por patada, y la más larga de 55. Novak, por su parte, demostró otra vez que el toma ventaja de cada momento para patear, con dos goles de campo exitosos, uno de 23 yardas, y el segundo 48 para cerrar la primera mitad. Interesante como la diferencia en el resultado final fue un gol de campo (3 puntos), entonces debemos agradecer que tenemos un pateador estelar como Novak.

 

Un Mejor Desempeño Por Parte de La Defensiva

Sigue habiendo detalles como en cualquier línea defensiva, pero se debe aplaudir la estupenda participación y desempeño de los jugadores. Aprovecharon cada oportunidad dada para hacer una jugada, y vaya que dieron varios momentos de alegría para la afición relámpago. Brandon Flowers se lució nuevamente con una gran intercepción en el primer cuarto, a pesar de perder el balón, que fue recuperado por Melvin Ingram. Otra gran jugada fue por parte Corey Liuget que forzó un fumble, recuperado por Andrew Gachkar, quien corrió para sumar 6 puntos al marcador de los Chargers. Darrell Stuckey también tomó ventaja al bloquear un gol de campo por parte de los Rams. Pero sin embargo, la jugada más inesperada, y una que dejó a casi, si no a todo aficionado con la boca abierta, fue la intercepción por parte de Marcus Gilchrist, a un minuto de terminar el juego. Sin duda se vio un buen trabajo en equipo por parte de la defensiva.

 

Sin duda un partido cardiaco, pero deja las esperanzas de que nuestro gran equipo logre llegar a los Playoffs, o como le decimos acá en México, la “liguilla de la NFL”…quiero pensar que si le dicen así.

Bueno, en conclusión, para mi percepción fue un partido muy intenso, pero entretenido. La adrenalina estuvo a todo dar por parte de ambos equipos y ambas aficiones, y los Chargers lograron la victoria. Considerando que mi cumpleaños fue el día siguiente del partido, fue un buen regalo de cumpleaños. Ahora los Chargers se enfrentan el próximo domingo contra Baltimore, lo que será un encuentro muy interesante y contra un fuerte rival, sin embargo, en el juego del fútbol americano, todo puede suceder.

 

#ChargerNation

 

– José “Joe” Martinez

@JoeLovesMusic24

Shop for Authentic Autographed Chargers Collectibles at SportsMemorabilia.com
Subscribe

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Shop for Authentic Autographed Chargers Collectibles at SportsMemorabilia.com


Copyright © 2013. All Rights Reserved.