Joe Martinez

Joe Martinez

¿CARSON CHARGERS? REALIDAD QUE NO ES TAN REAL

 

Era otro día casual de postemporada; ya había pasado el Super Tazón, unos jugadores de vacaciones, otros negociando para continuar en su equipo previo o pasar a la siguiente oportunidad, y un día tranquilo en la ciudad de San Diego, California. De repente, la noticia llega:

 

“Chargers y Raiders anuncian planes para compartir un estadio nuevo en Carson, California”

Y fue el 19 de Febrero del 2015, que las redes sociales explotaron…..

 

Sorpresa, shock, engaño, traición, fue en general la reacción de la afición relámpago, no solo en la ciudad de San Diego, sino en muchos otros lugares donde hay seguidos de los Chargers.

¿Cómo es que dos rivales, que tienen una historia de odio “marca llorarás”, puedan unir fuerzas para compartir un estadio en Carson?

Se puede resumir en varios factores: Por más de 10 años, los Chargers y la ciudad de San Diego han batallado en la idea de construir un nuevo estadio, con la excusa de “No hay recursos monetarios para financiar un nuevo estadio”: Lo entendemos, construir un estadio es caro, y más cuando te encuentras en una ciudad donde no solo hay Fútbol Americano; hay turismo, hay gastronomía, hay cultura, arte, teatro, entre otras cosas.

 

¿Pero irse a Carson, California es la solución? ¿Aparte de compartir con un rival a quien muchos aficionados desprecian?

Compartiendo un poco mi opinión, el caso de los Chargers yéndose de San Diego a Carson, no se ve como un caso real.

Para iniciar, Carson, California esta ubicado en el condado de Los Ángeles, y como sabemos por estadísticas, Los Ángeles es considerado “Territorio de Raiders y Rams”, ya que ambos equipos tienen trayectoria previa en la ciudad de ángeles. Siendo este el caso, la afición de Chargers se reduciría a una pequeña cantidad comparado con las demás aficiones. Claro, si los Chargers y los Raiders compartieran estadio, uno de ellos tendría que moverse a la NFC, cambiando un poco la organización de las divisiones en las conferencias.

En mi perspectiva, el único beneficio que tendrían los Chargers en irse a Carson, es que tendrían un nuevo estadio. Sin embargo, no sería propiamente de ellos; sería un estadio compartido con un equipo cuya interrelación es básicamente negativa.

 

Se ha dado actualización a esta noticia, redactando que solo es un plan en caso de que no funciones las cosas en la ciudad más fina de América (San Diego). Se deben tomar cartas en el asunto, ya que el temor de que San Diego pueda perder a su equipo de fútbol americano nunca ha sido tan grande como lo es ahora.

 

 

– José “Joe” Martínez

@JoeLovesMusic24

#BoltUp #ChargerNation #VivaCargadores!

 

El último juego de la temporada regular se acerca rápidamente, donde culmina una montaña rusa que ha tenido momentos de gloria para la escuadra relámpago, y otros momentos de cierta caracterización abismal. Simplemente para resumirlo, como cualquier temporada de los Chargers, ha sido una temporada intensa, no solo para el staff y los jugadores, sino también para la afición.

 

La escuadra de San Diego va a Kansas City con solo una meta: Ganar. Ha llegado al punto donde no importa qué suceda con los demás equipos, la única preocupación ahora es que se lleven la victoria y pasen al repechaje en la postemporada.

Para el Domingo, veremos un encuentro un poco similar al de la temporada previa; Alex Smith, el QB estelar se encuentra lesionado; por lo cual, el suplente Chase Daniel tomará control de la escuadra de los Chiefs para terminar su temporada. Otro aspecto similar es que los Chargers, nuevamente buscan pasar a la postemporada. Las diferencias en esta ocasión son:

  • Kansas City también busca pasar a la postemporada
  • San Diego sufre de jugadores lesionados como Mathews, Allen, Scifres, etc.
  • El juego esta vez será en Kansas City, no en San Diego

 

Claro, podemos decir que ya estas cosas no tendrán nada que ver con el resultado del partido, ya que ha sido una temporada muy diferente para ambas escuadras.

 

Les comparto unos puntos que creo que servirán para que San Diego se lleve la victoria en el territorio enemigo:

 

Empezar a jugar desde la primera serie

Si, sabemos que la 2da mitad contra San Francisco estuvo espectacular y un capítulo que se irá en la historia de los Chargers (y me atrevo a decir, de la NFL), sin embargo, estando tan cerca de tener la postemporada asegurada, no se pueden arriesgar a dejar pasar cualquier oportunidad. Deben tomar ventaja, desde la Ofensiva hasta la Defensiva, de poder hacer el mayor número de jugadas positivas para anotar puntos y salir con el juego ganado

 

Confianza y Seguridad entre todos los jugadores

Si es la primera participación estelar de un jugador o la décima-sexta de la temporada, todo jugador es clave, y todo el equipo debe sentirse seguro de que hay apoyo entre sus compañeros para asegurar una victoria.

 

No desanimarse si hay obstáculos durante el partido

 Ya vimos que ocurrió en Baltimore y San Francisco, si los Chargers quieren ganar el encuentro, lo pueden lograr, y lo pueden hacer con estilo. Entonces si van en algún momento con una pequeña desventaja, no desanimarse y jugar su mejor juego.

 

 

Sabemos que es un buen equipo, que ha pasado por muchas cosas esta temporada: Lesiones, grandes victorias, pésimos encuentros, jugadas espectaculares y momentos que nos han dejado con la esperanza de que los Chargers siguen ahí, o como bien lo diría nuestro QB Philip Rivers: ¡Los Chargers están vivos!

 

 

– José “Joe” Martínez

#ChargerNation

@JoeLovesMusic24 – TWITTER

 

Una noche triste para la escuadra relámpago, ya que la “época más feliz del año” no inicia bien para ellos, con un mal resultado contra los Patriotas de New England. Después de un juego extraordinario contra Baltimore, este juego se caracterizó, entre muchas cosas, por una línea ofensiva deficiente, una línea defensiva que trató de quitar puntos, y una unidad de equipos especiales que sufrió una pérdida muy fuerte. A pesar de que había de esperanzas de una victoria en la primera mitad, los Chargers no pudieron resistir a la escuadra de Tom Brady, y sufrieron un juego perdido, 23-14.

 

Retomando un poco de datos (como en cada partido):

 

No Se Puede Culpar, Completamente, a Philip Rivers

 

Un quarterback no puede hacer su trabajo bien si la línea ofensiva no lo protege. Se debe aclarar eso. La línea ofensiva se veía descontrolada, dando la oportunidad a la defensa de los Patriotas para poder saquear al capitán, lo cual ocurrió en 4 ocasiones. Sin embargo, Rivers no tuvo un buen día, en general, con 189 yardas, 20 intentos completados de 33, 1 touchdown y 1 intercepción. Hubo un par de momentos célebres para los Chargers, como la espectacular atrapada de Malcolm Floyd, resultando en el primer touchdown de la noche (Y cabe mencionar que fue la atrapada #1 en el ranking de las mejores atrapadas de la semana, según NFL.com) .

 

La Defensiva Hizo Un Buen Papel

 

Le tengo que dar un aplauso a la defensiva, porque hicieron bien su trabajo. Se vio una unión estable y consistencia durante la mayoría del encuentro, y vimos unas participaciones espectaculares de Jahleel Addae, quien forzó un fumble, recuperado por Darrell Stuckey quien lo llevó hasta la zona de touchdown para sumarle 6 puntos más a la escuadra relámpago. Podemos mencionar además a Melvin Ingram quien tuvo una buena noche, saqueando a Tom Brady en el primer cuarto para evitar un touchdown, y Manti Te’o que interceptó el balón al final del 2do cuarto, un gran acontecimiento para el #50. Si, todavía hay un poco de detalles, como el caso de los castigos; sin embargo, el esfuerzo y la mejoría de una semana a otra se ve.

 

Houston! Tenemos Problemas En Las Patadas!

 

Si bien creían que la peor pesadilla para los Chargers era perder el partido en “Sunday Night”, están equivocados. La unidad de equipos especiales sufrió una pérdida muy fuerte y esencial para el equipo, cuando Mike Scifres se lesionó después de despejar el balón, que fue bloqueado. Scifres, como he mencionado, es un jugador superestrella que se ha lucido durante varias temporadas como Chargers. Sin embargo, su lesión es una pérdida muy importante, probablemente la más importante para la escuadra. Scifres tendrá que ser operado y por consecuencia no terminará la temporada. Vimos a Nick Novak tomar cargo de las patadas por el resto de la noche, y a pesar de estar un poco nervioso al principio, tuvo un buen desempeño. Digo, no podemos comparar un pateador con el otro, pero la ausencia de Scifres se notó.

 

Para los Chargers, como cualquier temporada, este ha sido una intensa montaña rusa; sin embargo, esta se ha caracterizado por el alto número de lesiones, y un alto número de castigos durante el juego. Quedan 3 juegos en la temporada regular, y la escuadra se encuentra peleando en una carrera competitiva en la AFC. Su último juego en casa será el próximo domingo contra los Broncos de Denver, y si los Chargers quieren cerrar con broche de oro su récord local, deben tomar cartas en el asunto y empezar a jugar como si fueran los Playoffs o más allá.

 

– José “Joe” Martínez

#ChargerNation

@JoeLovesMusic24


Vaya que nos gusta sufrir, pero vale la pena después de ser testigos de un partido entretenido, cardiaco e intenso. Una combinación de gran estrategia, buen control del reloj, concentración y un buen espíritu de “Nunca Rendirse”, hizo que los Chargers lograran obtener una espectacular victoria de 34-33 contra Baltimore.

La escuadra relámpago se veía totalmente determinada a ganar. Claro, hubo varios detalles durante el juego (detalles que vamos a comentar a continuación) que afectaron al equipo. Sin embargo, lograron seguir adelante, y tomaron ventaja de situaciones cuando era necesario para llevarse la victoria.

Estos son los puntos importantes del encuentro:

 

“El Capitán” Toma Cargo Otra Vez

 

Philip Rivers tuvo un desempeño estelar el domingo pasado. A pesar de una intercepción en su primera jugada, el resto del partido tomó control e hizo un buen trabajo. Puedo decir que es una de las mejores participaciones de nuestro quarterback en la temporada 2014. Con un total de 383 yardas, 34 intentos completados de 45, 3 touchdowns y 1 intercepción y un rating de 113.5, su mejor rating desde la semana 6 contra Oakland. Sin duda alguna, Rivers se lució, y vimos ese espíritu luchador que caracteriza a nuestro quarterback.

 

Ofensiva Lucida = Grandes Resultados

 

La ofensiva se merece un aplauso. Tuvieron un buen enfoque y concentración durante todo el encuentro, y cuando querían hacer jugadas, lograban hacerlas. Un gran reconocimiento es que lograron convertir 3er downs un total de nueve veces, de un total de once intentos. Además vimos 4 touchdowns: 2 de Keenan Allen, 1 de Ryan Mathews, y el último que selló la victoria de Eddie Royal. El juego aéreo se lució nuevamente, con Keenan Allen llegando a 121 yardas en 11 atrapadas. Malcolm Floyd, Antonio Gates y Eddie Royal llegaron a 85, 83 y 81 yardas respectivamente, el primer jugador logrando atrapar un pase de 59 yardas. Hubo un pequeño detalle, el cual fue la lesión del centro Chris Watt en medio partido; sin embargo, entró Trevor Robinson y se vio con una mentalidad de trabajo estupenda y estaba listo para ayudar al equipo.

 

Equipos Especiales Con Pequeños Detalles

 

La unidad de equipos especiales normalmente hace un trabajo espectacular, y ha sido un área que ha permanecido constante durante la mayoría de la temporada. Sin embargo, todavía hay un poco de detalles. Baltimore tomó ventaja de los errores de esta unidad para poder correr el balón a un buen punto de inicio. Un ejemplo es durante el último cuarto, cuando Jacoby Jones, jugador de Baltimore, corrió el balón 72 yardas, jugada que culminó por un gol de campo. Se deben de hacer ajustes para el juego del domingo contra los Patriots. Nick Novak se lució nuevamente con un gol de campo de 52 yardas, que simplemente perfecto. Mientras que Mike Scifres solo despejó el balón en una ocasión durante el partido con un total de 52 yardas.

 

Castigos Afectan El Juego!!

 

Parece que los Chargers han tenido un serio problema durante toda la temporada, hablando de castigos y banderas, particularmente en la defensa. El alto número de interferencias afectó a la escuadra relámpago contra Baltimore, dando jugadas de primera y diez y touchdowns en una vajilla de porcelana. Se debe de dar un “Reality Check” a los jugadores para que se eviten estos castigos, mas que nada porque faltan 4 encuentros pesados en el itinerario de los Chargers.

 

Después de una buena racha de 3 partidos ganados, los siguientes cuatro juegos serán una buena muestra para saber que tan determinado está este equipo de llegar a los Playoffs. El próximo Domingo es un juego muy importante, ya que será transmitido en la mayoría de las televisiones americanas y del mundo como “Sunday Night Football de NBC”. Es una gran oportunidad para la escuadra relámpago para demostrarles a los demás que no son solo “un equipo más de la NFL”.

 

#ChargerNation

@JoeLovesMusic24

– José “Joe” Martinez

 

Para un equipo de fútbol americano, la unidad de equipos especiales es esencial cada vez que se va a patear el balón, ya sea por despeje, gol de campo o punto extra. Aunque algunos jugadores de esta unidad también participan en la línea defensiva y la línea ofensiva, dos jugadores en particular son especializados en esta área: Los pateadores. Para los Chargers, podemos saber quienes son estos dos jugadores simplemente diciendo sus números de playera: 9 y 5.

Mike Scifres y Nick Novak se encuentran actualmente en su cuarta temporada juntos, y podemos decir que durante todo ese tiempo, se ha visto un trabajo en harmonía en ambas partes. Este dúo a logrado que la unidad de equipos especiales se haya convertido, para muchos aficionados, en un punto clave para el éxito de la escuadra relámpago.

 

Scifres, pateador de despeje, se ha lucido desde que se convirtió en un Charger en la temporada 2003, hace ya 11 años. Desde ese tiempo, ha hecho un total de 682 patadas de despeje, por un total de 30,791 yardas, y un promedio de 45.1 yardas por patada. La más larga ha sido de 72 yardas, la cual fue durante esta temporada, en la Semana 3 contra Búfalo. Es un jugador estelar, que muestra concentración y eficiencia durante cada juego; se reconoce su gran trabajo ya que es el pateador de despeje mejor pagado de la liga

Novak, por su parte, lleva menos tiempo como Charger, desde el 2011. Sin embargo, eso no lo hace menos importante. Otro jugador estelar de los Chargers, ha pateado en temporada regular en más de 100 ocasiones, con un porcentaje de 89%, y su patada más larga para un gol de campo ha sido de 53 yardas. Novak también tiene un reconocimiento muy estelar, como el récord por el mayor número de goles de campo exitosos consecutivos, con un total de 32.

 

9 + 5 es la suma de una gran combinación en la escuadra de los Chargers. Bueno, literalmente suma 14, pero metafóricamente gente es el resultado de la suma de un gran dúo de pateadores, que son una clave esencial para el éxito de la escuadra de San Diego.

 

– José “Joe” Martínez

@JoeLovesMusic24 en Twitter

 

¿Qué se puede decir? Casi nos da un ataque! Un partido que estuvo muy reñido y donde se vio que ambos equipos tenían esperanzas de llevarse la victoria. Es exactamente lo que se vio el domingo pasado en el Estadio Qualcomm, en la hermosa ciudad de San Diego, donde mas de 66,000 aficionados apreciaron un partido que, simplemente, se puede describir en una sola palabra: Cardiaco.

 

Desde el primer minuto se veía que iba a ser un encuentro que iba a dar mucho de que platicar, y mucho de que disfrutar. La escuadra relámpago se veía con mucha energía, mucho espíritu y seguridad como equipo en general, algo que no se había visto en los encuentros contra Miami y Oakland. Y a pesar de grandes errores que hubo en varios momentos del juego, los Chargers, con trabajo en equipo, buenas estrategias y un buen de suerte, lograron llevarse la victoria 27-24 contra San Luis.

 

Ahora a recapitular, como en cada semana, algunas notas importantes sobre el juego:

 

Ryan Mathews Está De Vuelta!

Vaya que se nota como un jugador lesionado afecta el juego terrestre. La ausencia de Ryan Mathews se vio por varias semanas, y ahora con su regreso, parece ser que está en sus mejores momentos. Tuvo un total de 102 yardas, un promedio de 8.8 yardas por carrera, la más larga de 32 yardas, la cuál culminó en un touchdown. El #24 esta de vuelta y con muchas ganas de dar su todo durante el juego, solo esperemos que no se vuelva a lesionar.

 

“El Capitán” Mostró Vida Durante Todo el Juego

Excluyendo la decepcionante intercepción por parte de Janoris Jenkins de los Rams, Philip Rivers estuvo espectacular durante el encuentro. Mostraba energía, utilizó una buena estrategia durante el juego, y tuvo control de los pases que quería hacer (otra vez, excluyendo la intercepción) Con un total de 35 intentos, de esos, 29 completados, 291 yardas y un rating de 98.9, nuestro capitán no mostraba ninguna señal de demora o lesión.

 

¿Problemas Al Recibir Balones Pateados?

A la mejor estoy exagerando, pero creo que los Chargers son el único equipo en la NFL ahorita que no puede correr el balón después de recibirlo, ya sea por despeje o después de una anotación del otro equipo. Un total de 3 touchbacks durante el partido, incluyendo varias capturas libres. La única esperanza de posibles corridas fue por parte de Chris Davis, quien intentó correr el balón en 2 ocasiones, y en ambas logró más de 20 yardas. Sin embargo, Davis fue participe de un grave error, al chocar con Keenan Allen en el recibimiento del balón, y dejando que los Rams recuperaran el balón. El error se corrigió por parte de Allen jugadas después con un touchdown, sin embargo, son errores que pudieron haber modificado el resultado del juego de forma drástica.

 

Mike Scifres y Nick Novak = Estelar!

Ya hemos comentado en varias ocasiones que el dúo dinámico de Scifres y Novak, a quien yo llamo por buen gusto “S&N”, son dos jugadores clave de la escuadra relámpago. Scifres hizo cuatro patadas de despeje, por un total de 197 yardas, un promedio de 38.3 yardas por patada, y la más larga de 55. Novak, por su parte, demostró otra vez que el toma ventaja de cada momento para patear, con dos goles de campo exitosos, uno de 23 yardas, y el segundo 48 para cerrar la primera mitad. Interesante como la diferencia en el resultado final fue un gol de campo (3 puntos), entonces debemos agradecer que tenemos un pateador estelar como Novak.

 

Un Mejor Desempeño Por Parte de La Defensiva

Sigue habiendo detalles como en cualquier línea defensiva, pero se debe aplaudir la estupenda participación y desempeño de los jugadores. Aprovecharon cada oportunidad dada para hacer una jugada, y vaya que dieron varios momentos de alegría para la afición relámpago. Brandon Flowers se lució nuevamente con una gran intercepción en el primer cuarto, a pesar de perder el balón, que fue recuperado por Melvin Ingram. Otra gran jugada fue por parte Corey Liuget que forzó un fumble, recuperado por Andrew Gachkar, quien corrió para sumar 6 puntos al marcador de los Chargers. Darrell Stuckey también tomó ventaja al bloquear un gol de campo por parte de los Rams. Pero sin embargo, la jugada más inesperada, y una que dejó a casi, si no a todo aficionado con la boca abierta, fue la intercepción por parte de Marcus Gilchrist, a un minuto de terminar el juego. Sin duda se vio un buen trabajo en equipo por parte de la defensiva.

 

Sin duda un partido cardiaco, pero deja las esperanzas de que nuestro gran equipo logre llegar a los Playoffs, o como le decimos acá en México, la “liguilla de la NFL”…quiero pensar que si le dicen así.

Bueno, en conclusión, para mi percepción fue un partido muy intenso, pero entretenido. La adrenalina estuvo a todo dar por parte de ambos equipos y ambas aficiones, y los Chargers lograron la victoria. Considerando que mi cumpleaños fue el día siguiente del partido, fue un buen regalo de cumpleaños. Ahora los Chargers se enfrentan el próximo domingo contra Baltimore, lo que será un encuentro muy interesante y contra un fuerte rival, sin embargo, en el juego del fútbol americano, todo puede suceder.

 

#ChargerNation

 

– José “Joe” Martinez

@JoeLovesMusic24

 

Ya hemos comentado en artículos previos que los juegos entre rivales de división siempre son, resumido en una palabra, reñidos. Lo vimos hace 1 mes cuando la escuadra relámpago visitó la ciudad de Oakland, que por una jugada en los últimos 2 minutos del partido, además de una intercepción por parte de Jason Verrett, se llevaron la victoria. Este juego fue un poco diferente. Se esperaba que los Chargers estuvieran hambrientos por una buena victoria, después de una mala racha de 3 partidos perdidos. Sin embargo, lo que vimos fue un encuentro que tuvo un mal sabor de boca, por ambos lados. No se puede decir mucho de los Raiders, ya que no han ganado un partido desde Noviembre del 2013. Sin embargo, lo que vimos el domingo pasado fue un encuentro que dio un mal sabor de boca, a pesar de que San Diego se llevó la victoria con un resultado de 13-6.

 

Vamos a retomar cuatro puntos importantes sobre el encuentro OAKvsSD :

 

  • Mike Scifres = MVP

En inglés podría ser también “Most Valuable Punter”. Mike Scifres ha sido un Charger desde el año 2003, y se ha distinguido por ser un pateador de despeje con una exactitud y precisión casi perfecta. Y durante el juego, se lució de una manera espectacular, con un total de 9 patadas, un promedio de 42.2 yardas por patada, y la más larga siendo de 51 yardas. Él es un jugador clave para el equipo, y lo demostró el domingo pasado. Digo, preferimos touchdowns y goles de campo a patadas de despeje, pero es bueno saber que en el caso de ocuparlo, podemos contar en Mike Scifres.

 

  • La Defensiva Tuvo Un Buen Desempeño

En comparación con el partido contra Miami, la línea defensiva se vio mil veces más consistente y más definida. Vimos el regreso de Manti Te’o y Melvin Ingram, quienes tuvieron participación regular durante el partido; se entiende porque están regresando de lesiones severas. El desempeño general de la defensiva fue lo suficiente para evitar que Derek Carr y la escuadra de los Raiders anotaran algún touchdown. Donald Butler se lució en la primera jugada, recuperando un fumble de los Raiders para darle el balón a los Chargers en la yarda 22.

 

  • La Ofensiva Todavía Tiene Defectos

Podemos estar de acuerdo que cuando se anotó el primer (y único) touchdown del partido, esperábamos ver una ofensiva consistente, y que pudiera dominar el partido. Lo que vimos fue una ofensiva sin energía que quería solo en ocasiones terminar el juego, complacidos con una victoria de 7 puntos . Hubo grandes jugadas sin embargo, por parte de Malcolm Floyd, quien atrapó el balón para el touchdown, y Antonio Gates quien pudo atrapar el balón para evitar una intercepción por parte de los Raiders. Vimos además el regreso de Ryan Mathews, que se vio listo para trabajar, incluso con una espectacular corrida de 20 yardas en la segunda mitad. Su participación fue limitada pero podremos ver más del #24 en los siguientes partidos.

 

  • Rivers En Peligro (Lesiones)

Nunca he dudado que Philip Rivers es un QB espectacular, y se distingue por ser un jugador con mucha energía y carisma durante los partidos. Sin embargo, se ha perdido un poco de eso en partidos recientes, el mejor caso contra Miami y el domingo pasado. Nos dimos un pequeño susto cuando Rivers se lesionó durante el partido. Al parecer nomás fue un calambre, pero si debe salir la pregunta si hay alguna lesión que esta evitando que Rivers esté al 100%. Tendremos que esperar durante la semana si se da algún informe o noticia al respecto.

 

La próxima semana, nuestra escuadra relámpago es anfitrión a los Rams de San Luis, equipo que derrotó a los Broncos de Denver el domingo pasado. Hay que notar el talento de ese equipo y que los Chargers deben estar preparados al 100%, y no estaría mal una buena victoria, puede ser un regalo de cumpleaños para mí (Un día antes pero cuenta)

 

¿Qué opinas tú sobre el partido del domingo? ¿Qué ajustes se deben hacer? ¿Qué opinas sobre el regreso de Ingram, Te’o y Mathews?

 

#ChargerNation!

– José “Joe” Martinez

 

 

La primera mitad de la temporada 2014 se cierra para la escuadra relámpago, con resultados mixtos. Teniendo un récord de 5-4, y una división de juegos espectaculares y juegos extremadamente espantosos. Una cosa podemos tener en claro: El equipo tiene mucho que trabajar.

 

Sabemos que la escuadra tiene el talento y las jugadas necesarias para poder llevarse victorias; sin embargo, lo que ocurrió el domingo pasado contra Miami es solo una indicación de que factores como lesiones, falta de coordinación, pero más que nada falta de ese fuego y deseo por una victoria, algo que ha caracterizado a los Chargers en partidos recientes.

 

No se vio nada en el partido, no se vio energía, no se vio esfuerzo, se veía un equipo vacío que ya estaba preparado para su semana de descanso, y veía el juego contra Miami como “Uno más que tachar de la lista”. Pudimos ver que jugadores como Seyi Ajirotutu y Andrew Gachkar eran las únicas excepciones que mostraban un poco de pasión en el campo, el primero llegó a tanto extremo que fue expulsado del campo en la segunda mitad. Llegó a tal punto que vimos a nuestro equipo deslizarse a un nivel abismal, con un resultado de 0-37, algo que no se había visto con los Chargers desde 1999.

 

Siendo un aficionado de los Chargers, es claro que recibo carrilla de mis compañeros por el desempeño reciente de mi equipo. Sin embargo, durante una conversación reciente, un amigo me compartió la siguiente frase:

 

“Una racha de partidos malos puede ser una señal de que algo bueno va a seguir”

 

¿Podría ser? ¿Los encuentros recientes serán una señal de que nuestra escuadra tiene sus momentos malos? ¿Podría ser que lo ocurrido en Miami es una señal de que algo bueno va a venir hacia nosotros?

 

Si este es el caso ¿Qué debe hacer la escuadra para “empezar desde cero” y llevarse victorias en la siguiente etapa?

  • Conciencia: No son el mejor equipo de la NFL, pero pueden lograr grandes cosas si logran trabajar en equipo y confiar en si mismos.
  • Ser Uno Solo: Puede culparse a un jugador por algún error, sin embargo, al final del día es un equipo, y todos son responsables de corregir tal error y seguir adelante para lograr la victoria.
  • “Brainstorm” : A la mejor algunas jugadas o estrategias no sirvieron durante las primeras semanas, tal vez sea tiempo de regresar al pizarrón y comenzar a estructuras nuevas ideas.
  • NUNCA subestimar al contrincante: Ya vimos como nos fue contra Miami, y los sustos que tuvimos contra Jacksonville y Oakland. No se puede llegar a un punto de sobreconfianza.
  • Aprovechar Cada Oportunidad: Si tienen el balón, aprovechar cada momento, hacer jugadas grandes, no ser conservador durante el partido, y tomar ventaja de cada momento que el contrincante está mostrando debilidad.

 

Por ahora, nos queda por concluir que hay mucho trabajo para la escuadra relámpago y el equipo de Tom Telesco y Mike McCoy. El siguiente capítulo de la temporada viene pesado, jugando con equipos como San Francisco, New England, San Luis, Baltimore, etc.

 

 

Parafraseando, los Chargers son autores de su propio destino, y trabajando en equipo, se pueden lograr grandes cosas.

 

#ChargerNation!

 

– José “Joe” Martinez

Twitter: @JoeLovesMusic24

 

“When Black Cats Prowl and Pumpkins Gleam, May Luck Be Yours On Halloween!” – Anonymous

Talk about haunting, right?

Well Charger fans! Halloween is fast approaching (literally, hours away) and we know many of you have been prepping up for it, and to dress up as some of the spookiest and most terrifying characters for the night of “Trick or Treating”

Let’s be honest though, after a few years, dressing up as a witch with the REALLY ugly green nose, or as one of the characters from the Addams Family, gets out of style. Let’s try and think of some new ideas to dress up for Halloween.

*LIGHT BULB*

I GOT IT!

How about dressing up as your favorite Charger player!?

Have you thought about workin’ a fancy bolo tie as Philip Rivers? Or style a beard as Eric Weddle? Maybe some sick long hair like Jason Verrett?  The ideas are endless!

Maybe if you don’t want to dress up, you have a unique talent for Pumpkin Craving! How bout carving a Bolt, or a helmet, or something unique representing the Chargers on a pumpkin?

Think you can pull it off? Well I have a treat for you! Share your photos with us on Twitter using the Hashtag #BoltBlitzHalloween, or on Facebook at the BoltBlitzLIVE group, and we’ll share the best of the best Charger costumes on this site for a special article. Show the whole world you are a Charger-nista (Wow, I really wrote that)

HAPPY HALLOWEEN EVERYONE!

And remember…

“Ghosts and goblins, spooks galore. Scary witches at your door. Jack-O-Lanterns smiling bright. Wishing you a haunting night!” – Anonymous 

– José “Joe” Martínez @JoeLovesMusic24

Share photos with #BoltBlitzHalloween on Twitter and Facebook

 

No fue un buen día para la escuadra relámpago, cuando visitó la ciudad de Denver, Colorado para enfrentar a los Broncos, en un partido que se puede resumir en una sola palabra: Catástrofe.

Casi 77,000 personas asistieron al encuentro en donde hubo pocos momentos donde parecía ser un partido “limpio”. Explicaré esto más adelante. Podemos decir sin embargo, que a partir del 2do cuarto, los Chargers no tuvieron ninguna oportunidad de ganar este partido. ¿Por qué digo esto? Porque el ritmo del partido estuvo mal sincronizado. A pesar de la actitud de nuestro equipo a seguir luchando, todo se fue al olvido después de una intercepción, con Denver ganando 35-21.

 

Vamos a analizar los siguientes criterios

 

1) Arbitraje Espantoso

OK, vamos a analizar eso. Creo que si vas a ser árbitro, debes tener ciertas características: Tener dos ojos buenos, un pensamiento crítico y poder analizar jugadas y penalizaciones. Sin embargo, parecía ser que el arbitraje durante este juego no tenía NI UNA característica de lo anterior. Y créanme, digo en general porque he visto la mayoría de los partidos de la NFL esta temporada, y hace tiempo que no había visto tal participación abismal por parte de los árbitros; en general! Sabemos muy bien todos que el fumble del 2do cuarto y la intercepción de Weddle debían haber sido balón de Chargers. Sin embargo, estas 2 jugadas, anuladas por los árbitros, además de otras malas penalizaciones, hicieron que mucha gente cuestionara y criticara de forma negativa el arbitraje del partido. Entiendo, no se puede culpar el resultado del partido en estas fallas; sin embargo, podemos estar de acuerdo en que las jugadas como el fumble y la INT, que fueron anuladas, cambiaron el ritmo del partido, a favor del local, y ellos por supuesto tomaron ventaja.

 

2) Una Línea Defensiva Invisible

Se sabe desde una perspectiva humana que nadie es perfecto, todos tenemos un mal idea. Y vaya, que mal día tuvo la línea defensiva. Retomando la observación de que Denver tomó ventaja del mal arbitraje para hacer sus jugadas, la línea defensiva parecía no poder hacer nada al respecto. Poco a poco, Denver iba manteniendo su ventaja en la puntuación. Parecía ser que en ocasiones, había solo uno o dos jugadores participando. Es algo que necesita ser ajustado rápidamente, y mas por las lesiones de jugadores como Ingram, Flowers, Verrett, Te’o, etc. Lo bueno es que la escuadra relámpago tiene 10 días para descansar antes del juego contra Miami, entonces es hora de trabajar.

 

3) Decepción por parte del Staff: Addae

Normalmente no comento sobre el staff de los Chargers, solo porque cuando hay un juego, el enfoque principal está en los jugadores. Sin embargo, hoy voy hacer la conexión entre el Staff y Jahleel Addae, safety de la línea defensiva. En la primera jugada del partido, Addae tomó un fuerte golpe, y se cuestionó si seguiría en el partido o fuera sustituido. A pesar del golpe, permaneció en el juego hasta el último cuarto, donde en una jugada, parecía ser que Addae tuvo un pequeño ataque en pleno campo, algo que asustó a muchos aficionados. Se cuestionó particularmente el porqué el safety seguía jugando a pesar del golpe, y se dio la explicación de que se le hizo una prueba administrada de contusión, la cual pasó y se autorizó que volviera a jugar. Es inaceptable que la seguridad y la salud de los jugadores sea puesta en peligro, y más sabiendo que actualmente los Chargers han sufrido un alto número de lesiones.

 

 

No es común para mi escribir solo sobre “Lo Malo” del partido, pero en lo personal no puedo encontrar algo positivo en el partido. Y está mal, porque el resultado del encuentro no fue culpa de nuestra escuadra totalmente. Deberíamos estar celebrando varias cosas, como Keenan Allen con su primer touchdown de la primera temporada, o Antonio Gates rompiendo récords, pero no se puede. Al parecer, a pesar de la lucha por tratar de regresar de atrás, y las esperanzas que daba la línea ofensiva, el partido parecía estar ya decidido, desde una decisión mala por parte del arbitraje

 

¿Qué opinas? ¿Quién es responsable por el resultado del partido? ¿Se debe cuestionar el arbitraje? Comparte tus opiniones en la sección de comentarios, o en Twitter @JoeLovesMusic24 #BoltBlitz

 

José “Joe” Martinez

 

#ChargerNation

Shop for Authentic Autographed Chargers Collectibles at SportsMemorabilia.com
Subscribe

Enter your email address to subscribe to this blog and receive notifications of new posts by email.

Shop for Authentic Autographed Chargers Collectibles at SportsMemorabilia.com


Copyright © 2013. All Rights Reserved.